Bovinos

Herramientas reproductivas que pueden ayudarlo a preñar más vacas

La tecnología continua ofreciendo cosas nuevas para mejorar la concepción.
Pero, ¿podrán ser mejores que solo observar a las vacas cuidadosamente?

La eficiencia reproductiva continúa afectando hoy día las ganancias de las granjas lecheras. La investigación más reciente sobre herramientas para mejorar la concepción se presentó durante las reuniones de la Asociación Americana de Ciencias de la Leche en la Universidad de Maryland en junio.

Una pérdida estimada de más de $ 300 millones de dólares por año para la industria lechera de los EE.UU. resulta de las deficiencias para detectar el calor o la identificación incorrecta del calor, según Phil Senger, de la Universidad Estatal de Washington.

El sistema de detección del calor perfecto, proporcionaría vigilancia las 24 horas del día; elimina o por lo menos disminuye la mano de obra; automatiza la identificación de la vaca; funciona durante toda la vida de la vaca y es por lo menos 95 por ciento exacto, dice Senger.

Los pedómetros, sensores de presión y monitores de impedancia del tejido, los cuales se ajustan a los criterios están siendo usados o probados como ayudas de la detección del calor.

Actualmente, existen dos pedómetros en el mercado, Senger resumió los estudios que se han efectuado a la fecha. Reportó la eficacia para detectar el calor fluctuó de 60 a 100 por ciento con pedómetros, comparado a una eficacia visual de 58 por ciento. Los pedómetros eran de 22 a 100 por ciento precisos en detectar calor, comparado a 85 por ciento para observación visual. (La eficiencia describe la proporción de las vacas halladas en calor; la exactitud hace referencia a si realmente estaban en calor.) Los pedómetros se mueven de vaca a vaca; así, aunque podrían ser permanentes no lo son.

Se prueban sondas e implantes

“Las vulvas hinchadas son un criterio mayor para el arranque del calor”, continua Senger. Desafortunadamente no se detectan fácilmente. Las vulvas hinchadas son el resultado de más agua en el tracto reproductivo cuando está bajo la influencia de los estrógenos. Se han usado sondas e implantes para medir los cambios en la resistencia eléctrica de la vulva, lo que da un indicador fisiológico del calor, en lugar de uno de comportamiento.

Además, se evalúan dispositivos sensibles a la presión en los U.S. y Japón. El sistema “vigilante del calor” es un dispositivo de presión montado externamente que envía señales sobre la identificación de la vaca y si ha sido o no-montada a un receptor remoto conectado a una computadora.

Otro sistema es el aparato subcutáneo implantable (SQID). Detecta presión de monta, registra y guarda el número de montas y la identificación de la vaca. Los resultados de SQID también serán recobrables desde una distancia grande, aunque generalmente se deberá estar cerca de la unidad.

Que tan bien cada una de estas tecnologías cumple con los criterios para un sistema de detección del calor perfecto se resume en la tabla. Se basará no solamente el dictamen final en si funcionan o no sino también en eficacia y precisión. ¿Son económicamente efectivos? ¿Hacen la vida más fácil?

El determinar la eficacia de la detección del calor ha sido difícil, según Ray Nebel, del Tecnológico de Virginia. La definición de la eficacia de la detección del calor varía de un centro de proceso de registros a otro.

Tener todos los datos de inseminaciones y calores registrados es un problema para medir la eficiencia de la detección del calor. En el pasado los productores de leche que usaban los servicios de los centros de procesamiento de datos no recibían mucho que valiera la pena a cambio, pero ahora que se ha reducido el tiempo de regreso de los datos y que es posible cargar los datos directamente de una computadora esto cambiará. Por ejemplo una lista de calores esperados ahora sería mucho más valiosa, dice Nebel.

Otra herramienta que se ha usado para ayudar a manejar la reproducción son las prostaglandina. Ahora, los equipos para probar progesterona se usan en conjunto con las prostaglandinas para mejorar la respuesta a las estas.

En el pasado no sabíamos si la vaca tenía un cuerpo leteo. Las prostaglandinas funcionan sólo si un cuerpo luteo está presente. Una lectura alta de la progesterona en la leche indica que un cuerpo luteo está presente. En lugar de darles prostaglandinas a todas las vacas más allá de los períodos de espera voluntarios, se toma una muestra de la leche. Solamente vacas con una progesterona de la leche alta reciben prostaglandinas.

Jeff Stevenson, de la Universidad Estatal de Kansas, informó sobre una investigación comparando vacas que no recibieron tratamiento pero que engendraron después de 42 días en leche con vacas a las cuales se dieron prostaglandinas si tenían progesterona alta (determinado con un equipo de prueba de progesterona de la leche disponible comercialmente).

El número promedio de días a primer servicio era de 84 para las vacas del grupo control, comparado a 71 días para vacas en el grupo con tratamiento. El intervalo entre partos fue 383 días, o 23 días menos en las vacas del grupo del tratamiento.

Aun cuando más vacas estaban preñadas en el grupo tratado por 120 días, ninguna diferencia había en la tasa de preñez acumulativa. En el grupo del tratamiento se entresacaron menos vacas por reproducción pobre, pero se entresacaron más por producción baja.

La pregunta queda, ¿Es efectivo en costos añadir la prueba de la progesterona de la leche a un régimen de prostaglandina? El número de tratamientos de prostaglandina requerido por preñez se reduce de 3.6 a 1.4, pero el costo por preñez es todavía más alto si se usa progesterona de la leche y prostaglandinas, comparado a prostaglandinas exclusivamente, Stevenson reportó. El costo más bajo por preñez viene usando palpación junto con el tratamiento de prostaglandina.

Cuando inseminar.

Durante los anteriores 50 años, a los granjeros que emplean la inseminación artificial se les ha dicho que se deben inseminar las vacas durante la tarde en caso que se hayan observado en calor en la mañana, y viceversa. La investigación de Nebel cuestiona la regla AM - PM.

Nebel reportó que ninguna diferencia existe en la tasa de no retorno durante 90 días cuando se comparó inseminación una vez al día a inseminación usando la regla de AM - PM. Se incluyenon aproximadamente 7,200 inseminaciones.

Además de comparar inseminar una vez al día contra inseminación AM-PM, buscaron otros factores que afectan la tasa de no retorno. Como era esperado, la tasa de no retorno más alta, 63.4 por ciento ocurrió cuando las vacas se detectaban en calor cuando estaban dejándose montar. Cuando se inseminaron las vacas después del tratamiento con prostaglandinas, pero no se habían visto en calor, la tasa de no retorno descendió a 35.8 por ciento. Así mismo, cuando se inseminaron vacas estrictamente basados en el diagnóstico del veterinario de que la vaca debe estar en calor a un cierto tiempo, la tasa de no retorno era de 35.6 por ciento. Tolerar la monta todavía es el indicador único mejor para la detección del calor

La tasa de no retorno también cambió con el intervalo desde detección del calor a inseminación. La tasa de no retorno era aproximadamente de 60 por ciento para vacas inseminadas dentro de las12 horas de la detección, 55 por ciento para vacas inseminadas 12 a 24 horas después de la detección y 50 por ciento para vacas inseminadas 24 a 30 horas después de la detección.

Según las estadísticas, las tasas de no retorno eran similares para diferentes horas del día cuando se practicó la inseminación una vez al día. Pero parece que la inseminación durante la media mañana tiene algunas ventajas. La tasa de no retorno más alta para un período de tres horas era de 70.1 por ciento de 8 a 11 a.m., mientras el más bajo era 52.7 por ciento de 1 a 4 p.m.

Esto sugiere que se puede usar la inseminación una vez al día. Para obtener los mejores resultados, inseminar entre 8 y el 11 de la mañana a animales detectados porque se hayan dejado montar.

Algunos granjeros quieren controlar la hora del parto de la vaca. T. Nakao, de la Universidad Rakuno Gakuen en Japón, reportó baja incidencia de partos nocturnos en las vacas tratadas con ritodrine clorhídrico que estaban en la primera fase de labor a las 6:00 PM y de nuevo a las 10:00 PM. Se consideró a una vaca en la primera fase de labor si el cervix se dilató para acomodar por lo menos dos dedos.

De las 24 vacas tratadas, solamente una vaca (4 por ciento) parió entre 10 p.m. y 5 a.m., mientras que 8 de los 12 controles (67 por ciento) parieron durante el mismo período. Sin embargo, el ritodrine clorhídrico no está aceptado para uso en ganado en los EU.

 

Comparación de varios detectores de calor
Criterio
Sensores de Presión
Sensores de Impedancia
  Pedómetro Implante Externo Sonda Implante
Vigilancia continua + + + - +
Elimina mano de obra ± + ± - +
ID de vaca automático + + + - +
Funciona de por vida -* + - - +
95 % de precisión V ?** ?** ? ?***

Fuente: Phil Senger, Washington State University
* Potencial dependiendo del costo
** Desconocido a la fecha

***Precisión en el campo desconocida +=si; -=no; +/- =podría no afectar; V= variable

Por Ellen R. Jordan, Hoard’s Dairyman, Dec. 1993 pag 845
Traducido por M.V.Z. Fernando González Martínez, Tecnovet de México

 

notas anteriores

Principal

  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados]  [gestión empresaria] ] [gestión técnica]

  Agricultura: [trigo] [maíz] [soja[girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bovinos] [porcinos] [otros ganados]

   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]

  Región: [Rosario] [Bolivia   Eventos: [agenda] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio