Gestión empresaria

Alternativas para la utilización del fideicomiso en el sector agroalimentario argentino

Fuente: Ing. Agr. José A. Portillo (*)

El Fideicomiso es un instrumento jurídico de uso frecuente en los países anglosajones y en algunos de Hispanoamérica especialmente en México.

En la Argentina su implementación estuvo orientada en principio como mecanismo de financiación para la construcción de viviendas e instituido por la ley 24.441 del año 1995, sin embargo recién durante este año se han recreado alternativas para su utilización en otras actividades económicas, incluida la agroalimentaria.

Mediante la figura de Fideicomiso es posible separar bienes de un determinado patrimonio y afectarlos a un fin específico. Los activos de un fideicomiso nunca se mezclan con los de quien lo administra y sólo pueden movilizarse de acuerdo con las instrucciones de quien lo crea. La flexibilidad del fideicomiso permite que exista en múltiples modalidades que van, desde los testamentarios hasta los de garantía.

Contrariamente a la mayor parte de los contratos habituales, donde hay sólo dos partes (comprador y vendedor, locador y locatario, donante y donatario), en esta figura aparecen cuatro personas, que son: 1) el constituyente o fiduciante; 2) el propietario fiduciario; 3) el beneficiario, y 4) el fideicomisario.

Veamos quién es cada uno:

1) El constituyente o fiduciante es la persona que, siendo el propietario original, constituye el fideicomiso, transfiriendo su propiedad o dominio que, de ser pleno a su respecto, se convierte en dominio fiduciario cuando lo transmite.

2) El propietario fiduciario, es la persona a quien el anterior le transmite el dominio de la cosa, (supongamos que es un inmueble), pero esta transmisión no es como la transmisión común de la propiedad, pues el propietario fiduciario no es un propietario común, sino en realidad es un administrador de esa propiedad, a la que él no le saca ningún provecho, salvo algún honorario que perciba por su administración. Esa administración no la realiza en su beneficio, sino en beneficio de la tercera persona del instituto, es decir del beneficiario.

3) El beneficiario, como su nombre lo indica, no ostenta la propiedad de la cosa, pero es quien se beneficia con la renta que produzca la explotación de ésta, deducidos los gastos. Como, mientras dure el fideicomiso, es quien se beneficia con la administración, tiene plenas facultades para exigir que ella sea correcta, y a controlar al propietario fiduciario. Este beneficiario, podría ser un tercero, o el constituyente (que daría la propiedad para que se la administre en su beneficio) o el fideicomisario.

4) El fideicomisario es la persona a quien, pasado un tiempo o cumplida una condición, se le volverá a transmitir el dominio de la cosa por parte del propietario fiduciario. Para el fideicomisario la transmisión será del dominio pleno, a diferencia de la propiedad del propietario fiduciario, que es totalmente restringida, pues, como vimos, se trata de un mero administrador con características muy especiales dadas por la ley. Recordemos que este instituto es de tracto sucesivo, es decir, que se va desarrollando a lo largo del tiempo, y es por eso que, mientras dura el fideicomiso, el propietario fiduciario administra en beneficio del beneficiario, y recién al final le transfiere el dominio pleno al fideicomisario.

Desde el punto de vista de su utilidad para el sector agroalimentario, consideramos que el fideicomiso aporta una alternativa diferencial sobre los actuales sistemas de financiamiento y asistencia gubernamental, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas.

Una de las características principales del sector agroalimentario es su elevada heterogeneidad y la existencia de disparidades de escala entre sus empresas, que coloca a las pequeñas y medianas en desventajas para acceder a recursos financieros. Dichos recursos tienen destino de evolución o de inversión, encontrándose en los fideicomisos una alternativa atractiva para poder acceder a recursos provistos por agentes institucionales.

¿Qué ventajas presenta el fideicomiso respecto de otros mecanismos?:

a) Aísla los activos involucrados (embargos, concursos o quiebras no lo afectan).
b) Es más flexible que la hipoteca y la prenda.
c) Es adaptable al negocio específico que se pretende realizar.
d) Brinda certeza en la provisión de fondos.
e) Asegura el destino de los recursos.
f) Permite coordinar los vencimientos con los compromisos adquiridos

(*) Coordinador de la Unidad de Financiamiento Agropecuario (Finagro) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación

notas anteriores
Motivación efectiva de trabajadores eficientes y experiencias con trabajadores jóvenes
 Leer, click aquí...
Desarrollo de la calidad emprendedora en las Mypes agropecuarias
 Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [humedad del suelo] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja[girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bobinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario] [san lorenzo] [v. g. galvez] [arroyo seco] [casilda]    Eventos: [agenda] [teleconferencia] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio