Gestión empresaria

Pla SA ampliará su fábrica en Santa Fe

La empresa Pla SA, dedicada a la fabricación de pulverizadoras de arrastre y autopropulsadas y de sembradoras, está finalizando la última etapa de un plan de inversión por 6 millones de pesos destinado a ampliar de 4000 a 13.000 metros cuadrados cubiertos una planta que posee en la localidad santafecina de Las Rosas, a la vera de la ruta 178.

Hace unos meses, la empresa comenzó a realizar trabajos para concentrar la fabricación de todos sus equipos en un mismo lugar y así poder trasladar la producción de pulverizadoras que ya realizaba en una planta ubicada en el centro de la ciudad. Por eso, ahora buscará llegar a tener en febrero o marzo próximos una planta unificada con 9000 metros cuadrados y luego tratará de incrementar ese espacio a 13.000 metros cuadrados cubiertos.

En la actualidad, la firma fabrica alrededor de 40 pulverizadoras autopropulsadas por mes y cerca de 30 sembradoras. En el primer segmento de equipos (un mercado que mueve unos 60 millones de dólares en el país), Pla es una de las firmas líderes junto a Metalfor, de Marcos Juárez.

"Estamos terminando la primera etapa de la ampliación. Vamos a integrar toda la producción en una nueva planta", dijo a LA NACION Nancy Zanuzzi, gerente de Marketing de la compañía.

Uno de los motivos de esta inversión fue la necesidad de aumentar la calidad de la producción y de disponer de una mejor planta de pintura para los equipos. "Necesitamos tener una buena planta de pintura. Además, queremos tener instalaciones para desarrollar grandes producciones en serie y seguir mejorando la calidad", señaló el ejecutivo.

Según comentó Zanuzzi, la empresa, que tiene unos 400 empleados, comenzó a realizar esta inversión con recursos propios y sin recurrir al financiamiento externo. "Esto es importante para nosotros porque decidimos hacer la inversión aun cuando el gobierno nacional nos debe unos 6,5 millones de pesos en concepto de reintegros atrasados", afirmó.

En busca de nuevos destinos

Además de colocar su línea de equipos agrícolas en el mercado interno, la firma exporta parte de su producción a Bolivia, Paraguay y Uruguay, entre otras plazas.

También busca conquistar nuevos destinos, como Rusia y Lituania, con el envío de máquinas para que los productores de esos países conozcan el tipo de producto que fabrica en Las Rosas. "La empresa está realizando un esfuerzo muy significativo para incluir nuevos destinos. Somos plenamente optimistas acerca de las posibilidades de la exportación", subrayó Zanuzzi.

Si bien hay una importante variabilidad en los precios de las pulverizadoras autopropulsadas, ya que fluctúan según su modelo, el equipamiento incorporado y la capacidad de trabajo, entre otras características, la firma ha exportado cada máquina en valores de entre 80.000 y 110.000 dólares, aproximadamente.

Aparte de apostar a la exportación directa, la empresa está construyendo una planta de 6000 metros cuadrados cubiertos en Porto Alegre, Brasil.

Este plan de expansión hacia el vecino país contempla una inversión de 1,5 millones de dólares, aproximadamente. "Creemos que Brasil es un mercado muy atractivo para nuestros productos. Nos radicamos allí para poder venderlos. En un principio vamos a hacer [pulverizadoras] autopropulsadas", expresó el ejecutivo de la empresa santafecina.

 


Emprendedores

Un ingeniero reinventa el uso de la rosa mosqueta
Su empresa exporta cascarillas a Europa por US$ 180.000

Miguel Sampedro, un ingeniero de 28 años, encontró la forma de procesar la rosa mosqueta sin originar desperdicios y creó el año pasado Patagonia Natural Products, una empresa que desde Chubut comercializa los derivados de este fruto en el exterior. Sampedro tenía un buen trabajo en una multinacional, pero quería tener un proyecto propio y dejó la empresa. Luego de un año sabático, visitó el campo de su novia en la Patagonia y descubrió la abundancia de rosa mosqueta en la región. Allí le comentaron los usos medicinales de la planta. El ingeniero empezó a investigar el tema.

"En Buenos Aires me puse a estudiar la mosqueta día y noche. En ese momento, conseguí una beca en el centro de emprendedores del ITBA y ahí fue cuando el proyecto empezó a tomar forma", relató.

El emprendedor diseñó una planta procesadora y con un plan de negocios fue en busca de inversores. Consiguió tres socios capitalistas, que colocaron US$ 400.000. Con ese dinero construyó la primera fábrica que se especializa en el procesamiento de la mosqueta de Trevelin.

"En la planta limpiamos, secamos y procesamos el fruto. Por un lado, se obtiene la cascarilla, que la vendemos a las firmas de tes. Por el otro, se consiguen las semillas, que se prensan para obtener el aceite para la industria cosmética. Lo que queda luego es la pelusa que rodea a la semilla", explicó Sampedro. "Pero no la tiramos -continuó-. Se la damos a la gente de la comunidad que la usa para lograr un mejor fuego en las chimeneas. En otras palabras, no tenemos desperdicios y todo tiene utilidad."

El ingeniero explica que la abundancia de la planta es tal que no resulta rentable sembrarla. La mosqueta tiene una vida útil de 60 años y ahora Sampedro está delineando un desarrollo de cultivo intensivo para no depender tanto de los recolectores. Desde un principio, el emprendedor dirigió sus productos al exterior. Según señala, Europa es el principal importador de este producto y por eso partió rumbo a Alemania para promocionar la empresa en una feria de alimentos. "Fue difícil porque apenas decía de donde venía me cerraban las puertas. Los importadores me respondían que sólo le compraban a Chile, que es el mayor productor. Pero finalmente conseguí a los primeros clientes que compraron las cascarillas para hacer té", señaló.

Así, Patagonia Natural Products embarcó tres grandes contenedores para Alemania por US$ 180.000. Ahora, su representante comercial en Europa está negociando más exportaciones a ese país y a España. Según Sampedro, la oferta del aceite esencial todavía está desarrollándose. Recientemente, compró prensas modernas para acelerar el proceso y conseguir clientes de la industria cosmética. "El aceite de mosqueta -dice- tiene un alto contenido de retinol, un ácido muy utilizado por los laboratorios, que mejora la calidad de la piel. La idea es dirigir el producto a las firmas locales y extranjeras."

Valor agregado

Al tiempo de haber iniciado la producción de derivados de mosqueta, Sampedro comenzó a estudiar los hongos morilla que se dan en la zona. Se trata de una variedad que no es cultivable y su precio es tan alto como el de las trufas (por 100 gramos el público europeo paga unos 45 euros).

Al reconocer un nuevo negocio, Sampedro adaptó la tecnología de la planta para secar y limpiar las morillas y recientemente concretó su primera exportación a Francia por un valor de US$ 20.000. "Los hongos no abundan como la mosqueta y no podemos comprometer grandes envíos. Por eso, los estamos dirigiendo a los restaurantes y negocios gourmet -explica-. Dentro de poco vamos a tener una novedad para el mercado: estamos armando un desarrollo para darles valor agregado."

Actualmente, el ingeniero está trabajando con el INTA en un proceso que le permitirá utilizar las semillas como alimento balanceado. En su empresa ya trabajan 10 personas.

Mercedes García Bartelt

emprendedores@lanacion.com.ar

 

notas anteriores
SANCOR Y DPAA se unen para comercializar productos refrigerados
Leer, click aquí...
Makhteshim Agan y Magan Argentina presentan su nueva propuesta para el mercado argentino
Leer, click aquí...
Fasciola hepática, enfermedad de máxima peligrosidad para ovinos, caprinos y camélidos
Leer, click aquí...
Compañía Tierras Sud Argentino S.A. presenta su sitio oficial en Internet
Leer, click aquí...
Parasitosis internas de los vacunos: la importancia de desparasitar al destete
Leer, click aquí...

A un año del lanzamiento de Orgainvent Latinoamérica en Argentina…

Leer, click aquí...
FINEXCOR y CARGILL combinan sus fortalezas en la industria frigorífica para servir a clientes globales 
Leer, click aquí...

Nieto Senetiner obtuvo 3 medallas en Vinalies Internacionales

Leer, click aquí...
Transformar los problemas en oportunidades
 Leer, click aquí...
Incentivos para mejorar la reproducción reduciendo días abiertos
 Leer, click aquí...
Cómo ser un excelente manager agropecuario
 Leer, click aquí...
Innovación en el sector agropecuario: el productor en el siglo XXI
 Leer, click aquí...
Alternativas para la utilización del fideicomiso en el sector agroalimentario argentino
 Leer, click aquí...
Motivación efectiva de trabajadores eficientes y experiencias con trabajadores jóvenes
 Leer, click aquí...
Desarrollo de la calidad emprendedora en las Mypes agropecuarias
 Leer, click aquí...
Exportaciones Agroalimentarias en la Argentina de los 90´s
Leer, click aquí...
Parasitosis internas de los vacunos: la importancia de desparasitar al destete
Leer, click aquí...
Un año sin aftosa
Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja[girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bovinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario]     Eventos: [agenda]  [actualidad empresaria]
 

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio