Girasol 

 

Control químico de babosas en girasol

Fuente: Aapresid

La siembra directa crece día a día de la mano de los éxitos productivos que se obtienen en diferentes ambientes del país. La presencia de cobertura sobre la superficie del suelo, permite, entre otras cosas, aumentar el ingreso de agua en el perfil y disminuir las pérdidas por escurrimiento y evaporación, haciendo un uso del agua más eficiente. A pesar de ello, los rastrojos al provocar una mayor retención de humedad y disminuir la temperatura del suelo, favorecen la supervivencia de las babosas (Hammond, R. 1998). Es por ello que en campañas anteriores se han registrado importantes ataques de babosas en campos en siembra directa en varias regiones del país, principalmente en aquellas que por ser húmedas y frescas permiten la proliferación de estos moluscos.

Por este motivo, técnicos de Rizobacter Argentina y de la Regional Sudeste de Buenos Aires de AAPRESID, decidieron realizar conjuntamente ensayos en condiciones reales de producción para ajustar las técnicas de manejo de esta plaga.

Los objetivos de estos ensayos fueron evaluar la incidencia a campo de la plaga sobre la eficiencia de implantación y el rendimiento del girasol, y ajustar el método de aplicación y la dosis del molusquicida Clartex para lograr un aceptable control a un mínimo costo.

Metodología de trabajo:

Se efectuaron dos tipos de ensayos, uno distribuyendo el molusquicida en la línea de siembra y otro haciéndolo en cobertura total. Los ensayos se realizaron en la Ea. "La Victoria", ubicada en Energía, localidad próxima a Necochea (Buenos Aires). El lote donde se implantó el ensayo tenía antecedentes de ataques de babosas; y al momento de la siembra del cultivo de girasol presentaba niveles poblacionales de 16 individuos por metro cuadrado, número que supera ampliamente el umbral de daño económico para la plaga (4 babosas/m2 en girasol).

Ensayo I: Aplicaciones de Clartex en la línea de siembra. El lote tenía un importante nivel de cobertura, superior al 95%, que estaba dada por la presencia de rastrojos de trigo. El girasol se sembró el 21 de octubre de 1999 con excelente humedad en el suelo. Las parcelas correspondientes a los diferentes tratamientos presentaron un ancho dado por la pasada de la sembradora y un largo de 200 metros.

Para la distribución de Clartex en la línea de siembra se le anexó a la sembradora un dispositivo que permite colocar el cebo molusquicida por detrás de las ruedas tapadoras sobre el surco cerrado. Los tratamientos evaluados fueron: testigo sin tratar, Clartex 2 kg/ha, Clartex 3 kg/ha y Clartex 5 kg/ha. Se midió el número de plantas logradas para cada tratamiento (plantas logradas/ha) y el rendimiento en grano (kg/ha). Los recuentos de plantas logradas se efectuaron a la semana de la emergencia del 100% del cultivo. 

Resultados (ensayo I):

Tratamiento Plantas logradas (pl/ha) Rendimiento (kg/ha)
Testigo 8568 0
Clartex 2 kg/ha 48348 2014
Clartex 3 kg/ha 52122 2043
Clartex 5 kg/ha 55590 2171


Cabe destacar que en el tratamiento testigo no se registraron plantas emergidas al momento de realizar la evaluación. Ello a su vez hace que el rendimiento de este tratamiento sea nulo.

Ensayo II: Aplicaciones de Clartex en cobertura total

En forma paralela al ensayo anterior se realizó una experiencia en la cual se aplicaron en cobertura total diferentes dosis de Clartex. Los tratamientos evaluados fueron: testigo sin tratar, Clartex 5 kg/ha, Clartex 7 kg/ha.

Se midió el número de plantas logradas para cada tratamiento (plantas logradas/ha) y el rendimiento en grano (kg/ha). Los recuentos de plantas logradas se efectuaron a la semana de la emergencia del 100% del cultivo.

 

Resultados (ensayo II):

Tratamiento Plantas logradas (pl/ha) Rendimiento (kg/ha)
Testigo 34170 0
Clartex 5 kg/ha 58242 2500
Clartex 7 kg/ha 60792 2643

 

Al igual que en el ensayo anterior las plantas emergidas a los 40 días posteriores a la realización del recuento habían desaparecido en su totalidad, por lo tanto el rendimiento del tratamiento testigo fue nulo.

Conclusiones generales:

La presencia de altas poblaciones de babosas (16 individuos/m2) provocan severos daños en cultivos de girasol, si no se toman medidas de manejo para su control. En las condiciones del ensayo en los tratamientos testigo el daño ocasionado fue de una magnitud tan grande que hizo perder el cultivo, sin que se pudiera obtener producción alguna.

Los tratamientos con el molusquicida Clartex (cebo tóxico) demostraron su eficacia en el control de babosas en cultivos de girasol, aplicado en el momento de la siembra ya sea en forma de cobertura total o concentrado sobre los surcos. Esta segunda alternativa posibilita bajar la dosis respecto a la aplicación en cobertura total, haciendo que el tratamiento sea menos costoso, logrando similares niveles de control.

 

notas anteriores
La roya blanca, un problema asociado a la siembra
 Leer, click aquí...
El genotipo y el ambiente como determinantes de la calidad
 Leer, click aquí...
El cultivo del girasol confitero
 Leer, click aquí...
Tolerancia del girasol a herbicidas
 Leer, click aquí...
Porcentaje de aceite en girasol: bases para su manejo
 Leer, click aquí...
Control integrado de la Podredumbre Húmeda
Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

-

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja] [girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bovinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario]     Eventos: [agenda] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio