Otros cultivos

¿La alfalfa tiene acidez?

Fuente:
Ing. Agr. Sebastián Gambaudo. Convenio ENCaLAR

En las cuencas lecheras de Santa Fe y Córdoba la alfalfa constituye la principal forrajera. Su utilización se realiza en forma directa ó a través del henolaje y del silaje. El mejoramiento genético experimentado en los últimos años ha llevado a contar con cultivares de alta producción que superan ampliamente a los utilizados hace 20 años. Excelentes producciones de materia seca también significan extracciones importantes de calcio (Ca) y de magnesio (Mg), que son tomados principalmente de los horizontes superficiales del suelo. Así, por ejemplo, 10.000 kg de materia seca por hectárea extraen 105 kg de Ca y 25 kg de Mg.

Estas extracciones pueden modificar lo que se conoce como la acidez del suelo, generando muchas veces un ambiente no propicio para el crecimiento y/o desarrollo de un cultivo, es decir, se presentan inconvenientes para lograr el rendimiento máximo. El análisis químico del suelo es la herramienta que permite conocer las características del mismo. Esto se realiza a través de las determinaciones del porcentaje de saturación de bases, el complejo de intercambio catiónico y el pH. Generalmente la primera observación que se realiza es la del pH, que para el agrónomo tiene el mismo valor que la fiebre para el médico. De la misma forma que la temperatura del hombre da una idea de su estado de salud, el pH da una idea del estado de salud del suelo.

La alfalfa es una de las especies más sensible a la acidez del suelo y cuando corregimos la misma a través de la práctica del encalado obtenemos efectos beneficiosos desde el punto de vista químico, físico y biológico.

En determinadas zonas, una corrección de la acidez edáfica puede mejorar considerablemente la concentración del fósforo extractable (P). También se favorece la eficiencia en el uso del fertilizante en la medida que se evita la formación de complejos insolubles.


Micronutrientes peligrosos en suelos ácidos
A excepción del molibdeno, la solubilidad de todos los micronutrientes aumenta con pH ácidos y esto puede ser perjudicial debido a la posibilidad de efectos tóxicos de muchos de ellos cuando su concentración aumenta en la solución del suelo.

La estructura del suelo también se ve beneficiada por la enmienda calcárea, dado que a través del efecto estabilizador del calcio, incrementa la estabilidad de los agregados. Es sabido que una mejor estructura favorece la aireación del suelo, la infiltración del agua de lluvia y la penetración de las raíces.

La actividad biológica simbiótica y no simbiótica fijadora del nitrógeno atmosférico (N2) ve favorecida su actividad con pH por encima de 6. La iniciación, establecimiento y control de las asociaciones entre leguminosa hospedera y el Rhizobium son complejas y sensibles a la acidez.

La mejora de las características químicas, físicas y biológicas de los suelos que se logran con el agregado de enmiendas calcáreas mejoran los rendimientos de la alfalfa, como pudo observarse en las experiencias realizandas en toda la cuenca lechera central.

  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

www.a-campo.com -

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [humedad del suelo] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja[girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bobinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario] [san lorenzo] [v. g. galvez] [arroyo seco] [casilda]    Eventos: [agenda] [teleconferencia] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio