Otros cultivos

El sorgo forrajero, una buena alternativa al maíz a la hora de elegir pasturas para ensilar

Fuente: Inta

En los actuales modelos de producción de leche, con alta carga animal y en situaciones de tasas de crecimiento del pasto muy diferentes entre la estación cálida y la fría, es imprescindible contar con algún método que permita trasladar producción forrajera de una a la otra.

En principio fue la henificación la que permitió equilibrar la oferta forrajera, pero en la actualidad la carga es tal que los sobrantes de forraje de primavera-verano no alcanzan para cubrir el bache de otoño-invierno.

Es así que se recurre al ensilado de especies de alta producción de forraje durante la primavera y verano. Por supuesto que la primera en cumplir acabadamente con los requisitos de volumen y calidad, sin dudas, es el maíz; pero como los tambos también se desarrollaron en zonas marginales para este cultivo, sobre todo por calidad de suelos o distribución y volumen de las lluvias, la seguridad de contar con un buen cultivo de maíz es relativa; entonces aparece el sorgo como especie alternativa.

En este caso en lo primero que se piensa es en los cultivares para producción de grano, que, bien manejados, proveen un material de calidad aceptable en la planta y buenos niveles de almidón provisto por el grano, pero con una menor producción por unidad de superficie.

Otra alternativa, es la de usar cultivares seleccionados para la producción de forraje. Estos tienen la particularidad de ofrecer un material con mejores características en la fracción fibrosa pero sin almidón, lo cual hace necesario aportarlo de otra forma, grano molido, por ejemplo.

La ventaja que posee es su versatilidad, ya que pueden hacerse hasta 3 cortes y su período de cosecha es más prolongado, ya que la calidad es más estable, disminuyendo poco entre el estado de hoja bandera (bota) y el de grano lechoso, aunque en este caso se afecta su capacidad de rebrote.

En cuanto a la calidad, el promedio de un buen número de análisis durante varios años, es: Proteína bruta: 9,3 %; Fibra Detergente Neutro: 61,6 % y Digestibilidad: 54,0 %.

Si asumimos que el consumo de materia seca en la vaca está regido por el contenido de FDN de la dieta y que en un buen silaje de maíz el grano representa alrededor del 50 % de la MS total, no resulta tan descabellado pensar que para lograr concentraciones de FDN similares en la dieta, y por lo tanto similares consumos de MS, es necesario agregar, al silaje de sorgo forrajero, menor cantidad de grano que la existente en un silaje de maíz, con la ventaja de que no necesariamente debe ser cosechado en el establecimiento y su precio esta regido por el mercado internacional.

La proporción, por ejemplo, podría ser la siguiente: con dos tercios de silaje de sorgo forrajero, de las características expresadas, y un tercio de grano de maíz molido, logramos una mezcla que tiene aproximadamente 9,5 % de PB; 45 % de FDN y 64,8 % de digestibilidad, comparable perfectamente con un silaje de maíz que tiene 50,2 % de FDN, igual digestibilidad y un poco más de PB: 11,7 %, pero cuando las dietas son en base a pasturas de muy buena calidad, alfalfa por ejemplo, esto es hasta preferible.

En cuanto al costo, depende de las zonas, sobre todo de la oferta de contratistas de picado y de la distancia al puerto para el grano de maíz, pero puede hasta ser menor y por supuesto mucho más seguro. Un inconveniente puede ser el mezclado, pero este se logra aceptablemente bien con un simple vagón forrajero, de los que en el mercado hay una oferta con amplio rango de precios.

El concepto para definir el momento de corte más adecuado según la necesidad, debe ser la cantidad de lignina acumulada en la planta, ya que éste es el componente vegetal que los rumiantes no pueden digerir y por lo tanto debiera existir en la menor proporción posible para lograr calidad máxima. Esto esta comenzando a tenerse en cuenta con la aparición en el mercado de híbridos que poseen el gen de nervadura central marrón (BMR en inglés) y prometen mejorar sustancialmente en este sentido.

notas anteriores
Los cultivos forrajeros y la eficiencia de la fertilización
 Leer, click aquí...
A la hora de sembrar para el silo
 Leer, click aquí...
¿La alfalfa tiene acidez?
 Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

www.a-campo.com -

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [humedad del suelo] ] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja] [girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bobinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario] [san lorenzo] [v. g. galvez] [arroyo seco] [casilda]    Eventos: [agenda] [teleconferencia] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio