Otros cultivos

En la Argentina ahora hay frutillas transgénicas con más defensas contra los hongos

Fuente: INTA

Las frutillas que acompañan a la crema serán más fuertes. No cambiarán en su gusto, sino en su potencia para defenderse contra los hongos que se empeñan en opacarles el color o en complicarles su respiración. Ahora, investigadores en el área de agronomía de tres universidades públicas, del Conicet y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) han obtenido por primera vez en el país frutillas transgénicas.

El grupo de expertos, que pertenecen a las universidades nacionales de Tucumán, La Plata, del Nordeste (Corrientes), entre otras instituciones, diseñó frutillas que contienen genes de otras especies vegetales -de tabaco y de poroto- que le permiten aumentar su resistencia contra el ataque de sus enemigos. Así, los productores de frutillas no necesitarían usar agroquímicos, que son caros, que pueden matar también a hongos benéficos y que suelen dañar la salud de los consumidores, según Atilio Castagnaro, investigador del Conicet que trabajó junto al ingeniero Daniel Kirschbaum del INTA.

El plan de los científicos empezó en 1995, como parte del Programa Nacional de Mejoramiento de la frutilla. Entre otros logros (por ejemplo tienen un banco genético de frutillas silvestres y de variedades comerciales) y siguiendo la moda mundial de producir organismos modificados genéticamente, los expertos obtuvieron las frutillas transgénicas que ahora están siendo cuidadas en invernaderos y en cámaras especiales esterilizadas.

El procedimiento

Antes de empezar, prestaron atención a un hallazgo de científicos cubanos: ellos habían identificado genes que pueden mandar las instrucciones precisas para fabricar proteínas contra hongos como el Antracnosis (esos genes provenían de plantas de tabaco y de poroto). Entonces los argentinos -que contaron con un subsidio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica- pusieron manos a la obra. Tomaron los genes en cuestión y los ubicaron dentro de una construcción circular de ADN (ácido desoxirribonucleico). Después colocaron codo dentro de una bacteria llamada Agrobacterium y esperaron hasta que actuara. Ella les hizo caso. Infectó fragmentos de hojas de frutillas y así les inyectó los genes que refuerzan las defensas contra hongos, según contó el profesor de la Universidad de Tucumán Juan Díaz Ricci. Por último, los genes "prendieron" (o se "expresaron", como dicen los científicos). Los investigadores dejaron a los plantines de frutilla con genes extraños ante la presencia cercana de los hongos. Ellos resistieron y quedaron a salvo. Aunque hasta el momento sólo han reaccionado así dentro del laboratorio y no a cielo abierto. Para evaluarlas en esa situación, se ha presentado un pedido de autorización a la Comisión Nacional Asesora en Biotecnología. Si lo aprueban y todo resulta bien, las plantitas se reproducirían por cruzamiento y selección, trasmitiendo a sus descendientes su contundente fortaleza.

 

notas anteriores
El sorgo forrajero, una buena alternativa al maíz a la hora de elegir pasturas para ensilar
 Leer, click aquí...
Los cultivos forrajeros y la eficiencia de la fertilización
 Leer, click aquí...
A la hora de sembrar para el silo
 Leer, click aquí...
¿La alfalfa tiene acidez?
 Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links

www.a-campo.com -

   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [humedad del suelo] ] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja] [girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bobinos] [porcinos] [otros ganados]
   Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
  Región: [rosario] [san lorenzo] [v. g. galvez] [arroyo seco] [casilda]    Eventos: [agenda] [teleconferencia] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio