Soja

La soja de segunda avanza en el sudeste bonaerense

Fuente: AACREA

En el CREA Tandil se obtuvieron rendimientos alentadores que permiten aumentar la rentabilidad de los establecimientos.

La reducción de los precios agrícolas ocurrida en las últimas campañas –sobre todo del girasol- condiciona los resultados y reduce las posibilidades de crecimiento de las empresas de la zona sur de la provincia de Buenos Aires. Ante esa realidad, los miembros del Centro Regional de Experimentación Agropecuaria Tandil I se abocaron a estudiar las posibilidades del cultivo de soja de segunda, para aumentar la facturación de los establecimientos y diluir los costos de estructura.

En dicho grupo Crea, desde hace cuatro años la soja de primera se constituyó en el principal cultivo de grano grueso, representando el 50% de la superficie destinada a ese rubro.

Desafíos

La iniciativa de implantar soja de segunda plantea una serie de desafíos: la principal barrera por sortear es el corto período libre de heladas posterior a la recolección de trigo. "Observamos que si la cosecha de trigo se realiza entre el 25 de diciembre y el 8 de enero, y si las primeras heladas ocurren entre el 1º y el 20 de abril, queda un período libre de sólo 95 a 115 días", afirmó Pablo Calviño, del Crea Tandil y la zona Mar y Sierras de Aacrea.

Para atenuar este problema se intentó anticipar la época de cosecha mediante la aplicación de herbicidas. Los adelantos logrados por aplicaciones de Glifosato variaron entre tres y cinco días, sin pérdida de peso de los granos. El tiempo de adelanto fue dependiente de la humedad del suelo al momento de aplicación.

La soja es muy sensible a los atrasos en la fecha de siembra en el sur de la provincia de Buenos Aires. Si la implantación ocurre luego del 20 de diciembre, se produce un acortamiento importante de la última parte del llenado de granos, que repercute en el rendimiento.

Estudios realizados por el INTA Balcarce muestran caídas de rendimiento del 1% desde fines de noviembre a fines de diciembre. En los trabajos realizados por Calviño se encontró una relación similar para esas fechas, pero con una caída del 2% en el rinde por cada día de atraso a partir del 20 de diciembre. "Hasta el momento no se puede determinar si este comportamiento se debe sólo a un control fotoperiódico o si a ello se agrega el efecto de las temperaturas frescas durante el llenado", afirmó el técnico del Crea.

La segunda barrera a sortear para lograr cultivos que aseguren rindes rentables es la deficiencia hídrica. "Encontramos que el agua del suelo era definitoria en las primeras etapas del cultivo; el rendimiento aumentaba linealmente con sucesivos aportes de agua al suelo en estas etapas. En cambio, cuando no se registraban importantes déficits de humedad en etapas tempranas, el rendimiento al igual que en las sojas de primera, dependió del agua caída durante el llenado de granos", explicó Calviño.

Por otro lado, en una serie de ensayos realizados durante dos años en el Crea, el asesor encontró una tendencia al aumento de rendimiento al angostar la distancia entre hileras hasta 19 centímetros. También observó mayores rendimientos con cultivos que contaban con 30-45 plantas por metro cuadrado respecto de los que no superaban las 15, a cualquier distancia entre hileras y en las diferentes fechas de siembra analizadas.

Resultados económicos atrayentes

Calviño remarcó que "desde el punto de vista empresario, si se cultiva el 20% del campo con soja de segunda (14 qq/ha y 16,5 $/qq), la rentabilidad sobre el capital total puede pasar del 3,4 al 4%, con un aumento del 18%, y el saldo para el crecimiento se puede incrementar 28%, al pasar de 68 a 87 pesos por hectárea.

No obstante, aclaró que los resultados de soja de segunda en el CREA Tandil muestran variabilidad: el promedio de las dos campañas ascendió a 1.750 kilos por hectárea, pero hubo valores máximos de 2.650 y mínimos de 1.000.

Esta variación se asocia a problemas de implantación por excesos de rastrojos, fallas en la nodulación en lotes vírgenes de soja, entre otros factores, que pueden resolverse en próximas campañas.

A su vez, cuando se hace soja de primera en lotes vírgenes de este cultivo, no es común conseguir buenas nodulaciones. En este sentido, realizar soja de segunda en este tipo de lotes puede tener el efecto extra de incorporar las bacterias al lote

 

notas anteriores
Conclusiones sobre manejo de malezas en cultivos de soja en siembra directa
 Leer, click aquí...
La soja "almacenada" en condiciones de campo y la calidad de la semilla
 Leer, click aquí...
Control de Chinches
 Leer, click aquí...
Trips en cultivos de soja
Leer, click aquí...
  Envíe esta nota a un amigo

Imprima esta nota

Panel de Control - haga click en cada uno de los links
   Actualidad: [el tema] [últimas noticias] [mercados] [gestión empresaria] ] [gestión técnica]
 Agricultura: [trigo] [maíz] [soja] [girasol] [otros cultivos]     Ganadería: [bovinos] [porcinos] [otros ganados]
  Alternativos: [apicultura] [avicultura] [fruticultura] [horticultura] [otros alternativos]   Clasificados: [inmobiliario]
 Región: [Rosario] [Bolivia  Eventos: [agenda] [actualidad empresaria]

El logotipo y la marca a-campo.com están registrados - Copyright 2000 - Todos los derechos reservados - Ver términos del servicio